Una Europa Social: Crisis económica y futuro del empleo

Publicado a 13 de Agosto

Descripción

Jornada celebrada en León con el título: "Una Europa Social: Crisis económica y futuro del empleo"

El Parlamento aprobó el pasado mes de diciembre una serie de enmiendas que paralizan la llamada directiva de las 65 horas y obliga a los Gobiernos de los 27 a volver a negociarla. La norma, que había sido aprobada en junio por los ministros de trabajo de la UE, con la oposición de España, entre otros, preveía eliminar el límite máximo de jornada laboral semanal, fijado en 48 horas, y dar libertad para que empresario y trabajador acordaran el tiempo de trabajo, con un máximo de 60 ó 65 horas, según los casos, y era considerada como un retroceso en los derechos de los trabajadores.

 

Entre las enmiendas aprobadas, estaba una presentada por el parlamentario socialista español Alejandro Cercas. En ella, se pedía que fuera considerado tiempo de trabajo la totalidad del tiempo que un médico está de guardia incluyendo los periodos de descanso o inactivos (por ejemplo, cuando un médico duerme en el hospital). En el texto original, se establecía que el periodo inactivo no formara parte del tiempo de trabajo de los médicos, a menos que la legislación nacional, un convenio colectivo o un acuerdo entre interlocutores sociales dispusiera lo contrario.

 

Este rechazo del Parlamento Europeo a la Directiva de Tiempo de trabajo supone el triunfo de la Europa Social que seguimos defendiendo los progresistas frente a las tesis que quebraban los principios que inspiran tanto del Tratado de Lisboa como la Carta de Derechos Fundamentales, y demuestra la importancia del Parlamento Europeo y la necesidad de que esta institución, que pronto será renovada por los ciudadanos mediante las elecciones, tenga una mayoría socialdemócrata que pueda defender el corazón social de la Unión Europea.

Imagenes